La policía marroquí agrede a la activista saharaui Sultana Khaya

Diagonal Aragón

La policía marroquí agrede a la activista saharaui Sultana Khaya

B. Enfedaque (El Aaiun)
Miércoles 19 de octubre de 2011

La policía marroquí agrede a la activista saharaui Sultana Khaya
Ante la proximidad del primer aniversario del establecimiento del campamento Gdeim Izik, que sucedió el 10 de octubre de 2010, la ciudad de El Aaiun sufrió un aumento de las fuerzas de ocupación marroquíes, que terminaron reprimiendo las protestas saharauis e hiriendo de gravedad a la conocida activista Sultana Khaya.

Fuerzas auxiliares, policiales y del ejército se dispusieron por toda la ciudad en un impresionante despliegue de medios. Los marroquíes no quieren que los saharauis salgan a las calles a protestar. En medio de un sofocante calor, la mañana del 9 de octubre, alrededor de las 10.30, un grupo de saharauis salió a la avenida Mezouar (en el barrio conocido antes como Casa Piedra). La policía atacó violentamente la manifestación, deteniendo y agrediendo a un número indeterminado de manifestantes.

Entre las heridas de gravedad figura la conocida activista defensora de derechos humanos de Bojador, Sultana Khaya: un mando de la policía le agredió salvajamente con un palo que tenía una punta metálica. El golpe se lo dirigió violentamente a la cara, cerca del ojo que tiene intacto después de la agresión que Sultana recibió hace unos años en Marraquech y que le provocó la pérdida del ojo derecho.

También resultó herida de gravedad en la cara la ciudadana saharaui Dahba Sidemu, madre de cuatro hijos. Unas horas después de la manifestación la avenida Mezouar seguía tomada por las fuerzas de seguridad marroquíes, los comercios cerrados y se desconocía la suerte de los detenidos y heridos que dejó la intevención policial.

Observatorio Aragones para el Sahara Occidental

Esta pág.web del utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra ACEPTAR

Aviso de cookies