Marruecos utiliza material militar español contra el pueblo saharaui

15 de julio de 2013.
(Alfonso Lafarga – EED) Marruecos utiliza material bélico español para reprimir al pueblo saharaui, según han denunciado en el Ministerio de Economía y Competitividad varias organizaciones de la sociedad civil,  que exigen se interrumpa inmediatamente su venta a este país de acuerdo a la legislación española y los tratados internacionales suscritos por España.
La denuncia, presentada el 15 de julio, coincide con la visita oficial del rey Juan Carlos a Marruecos, acompañado de cuatro ministros, 27 presidentes o consejeros delegados de grandes empresas y nueve de los doce ministros de Asuntos Exteriores de la democracia.
CEAS-SÁHARA, Justicia i Pau, la Asociación de Juristas Andaluces por el Sahara (AJASAHARA), el Observatorio asturiano para el Sáhara Occidental y el Observatorio aragonés para el Sáhara Occidental incluyen en la denuncia  testimonios gráficos e informaciones de prensa para demostrar que   vehículos militares de fabricación española son empleados por el ejército marroquí contra la población saharaui en la antigua colonia española.

Concretamente, han adjuntado fotografías de vehículos españoles VAMTAC, tomadas en la semana del 10 al 14 de julio en El Aaiún, “formando parte de la logística de ocupación y represión de las fuerzas armadas marroquíes”.

A estas pruebas se ha unido el testimonio del joven saharaui Hassana Aalia, condenado en rebeldía a cadena perpetua en el juicio de Gdeim Izik .  Hassana, de 26 años, declaró tras la presentación de la denuncia que estos vehículos son muy reconocibles y que el los ha visto apostados en diferentes puntos del El Aaiún. Afirmó que desde el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik, el 8 de noviembre de 2010, la presencia del ejército es constante y amplia, y en ocasiones interviene con la policía para reprimir a la población saharaui.

(En el juicio por el campamento  de protesta que 20.000 saharauis levantaron a las afuera de El Aaiún, juicio denunciado por irregularidades y falta de garantías  por juristas y organizaciones de DD.HH. internacionales,  hubo nueve condenas a cadena perpetua, cuatro a 30 años de cárcel, ocho a 25 y dos a 20).
Los firmantes de la denuncia agregaron que “en el violento desmantelamiento del campamento y represión posterior se ha demostrado el uso de vehículos militares VAMTAC” y, como ejemplo, en la denuncia incluyen el siguiente titular de prensa de 2011: “Los vehículos todoterreno españoles vendidos a Marruecos, en primera línea durante los disturbios en El Aaiún.”
La presencia de los vehículos VAMTAC en El Aaiún después del ataque al campamento de Gdeim Izik, fue constada, entre otros, por tres observadores juristas del Consejo General de la Abogacía Española desplazados a la zona, uno de los cuales también los vio en la ciudad de  Dajla, según informó a elespeiadigital.com.
El ministro marroquí de Defensa en la fábrica de vehículos militares
El VAMTAC (Vehículo de Alta Movilidad Táctica) que se asemeja al Humvee estadounidense y al GAZ 2975 Tigr ruso, se fabrica en Santiago de Compostela en la factoría de la empresa UROVESA, suministradora oficial del Ejército español; entre las aplicaciones militares del VAMTAC, en sus diferentes versiones, se encuentran la de vehículo antimotines, para plataformas lanza-misiles, porta-armas, porta-shelter, sistemas de vigilancia, comunicaciones, mando y control, y transporte de personal.
La denuncia incluye la visita que el pasado mes de abril hizo el ministro de Defensa marroquí, Abdeltif Loudyi, junto con su homólogo español, Pedro Morenés, a UROVESA con el objetivo de conocer los nuevos modelos que produce esta empresa, con la que Rabat ya ha firmado contratos millonarios.
“Durante años hemos comprobado –dijeron los denunciantes- como estos vehículos se emplean activamente en los operativos logísticos que las fuerzas de ocupación marroquí desarrollan en el Sáhara, especialmente después del desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik. España ha vendido vehículos militares a Marruecos durante muchos años y a pesar de que las autoridades españolas han manifestado que no se emplean en el Sáhara ocupado, la realidad es bien distinta”.
Para los portavoces de estas organizaciones “las relaciones de buena vecindad y amistad con Marruecos no deben hacer olvidar que a pesar de que la industria de armamento, incluido los transportes militares, es un negocio, la promoción exterior del mismo está sujeta a la Ley 53/2007 que impide vender armas a países que vulneren los derechos humanos, así como al Tratado sobre la Venta de Armas de la ONU, aprobado apenas hace unos meses”.
“Pedimos del Jefe de Estado español –añadieron- que se desvincule de cualquier iniciativa de promoción empresarial vinculada a la venta de material de defensa con destino a Marruecos y que recuerde las palabras pronunciadas hace 37 años proclamando el respeto de los compromisos internacionales de España y el derecho de los saharauis a ser libres”.

Dijeron que Marruecos es desde el año 2000 destino privilegiado de la venta de armas españolas y que España le ha vendido armas por más de 200 millones de euros, incluyendo productos y tecnología de doble uso (que puede ser utilizada como arma) por un valor de 7.227.180 euros. La venta de armas y municiones, así como sus partes y accesorios, ha superado en este período los 10 millones de euros, “armamento que puede haber sido destinado a las fuerzas policiales que operan en el Sahara ocupado”.

En la denuncia se portan los siguientes datos del Ministerio de Comercio sobre  exportaciones de vehículos de transporte militares a Marruecos:
-2006, exportación de 100 vehículos valorados en 8.720.000€.
-2007, autorización de exportación de 1679 vehículos valorados en 174.000.000€ y exportaciones realizadas de 20 vehículos todoterreno, ambulancias, camiones cisterna, contra-incendios y grúa no blindados, valorados en 1.800.000€.
-2008, exportaciones realizadas de 1015 vehículos y camiones todoterrenos no blindados valoradas en 113.900.260€
-2009, exportaciones realizadas de 286 vehículos valoradas en 28.099.280€.
La denuncia contra la venta de material militar a Marruecos  por ser utilizado contra la población civil saharaui es la cuarta que promueven estas organizaciones. Las tres anteriores fueron desestimadas bajo la argumentación de que eran muy genéricas.
El viaje del rey Juan Carlos a Marruecos ha motivado una serie de reacciones denunciando la violación de los DD.HH. en el Sáhara Occidental. A las acciones peticiones de las organizaciones que aglutinan a los movimientos solidarios con el Sáhara, CEAS-SÁHARA, FEDISSAH y la Comisión Interparlamentaria “Paz para el Sáhara”, se ha unido Amnistía Internacional (AI).
AI ha pedido al rey que se incluyan en la agenda de trabajo las violaciones de derechos en el Sáhara Occidental, las restricciones a la libertad de expresión y manifestación, los casos de tortura y malos tratos, así como la persistencia de la violencia hacia las mujeres.

Observatorio Aragones para el Sahara Occidental

Esta pág.web del utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra ACEPTAR

Aviso de cookies